Reseña sobre Criadas y señoras de Kathryn Stockett por Marta Zarza Coca (2º Bach A)

CRIADAS Y SEÑORAS

THE HELP

Criadas y señoras es, sin duda, uno de los mejores libros que me he leído en los últimos tiempos. Un libro donde no hay una bonita historia de amor con un final feliz, donde se muestra una realidad que, desgraciadamente, existió y que a muchos puede resultar extraña. Y es que Criadas y Señoras trata de cómo eran tratados los negros en Estados Unidos durante los 60, y pese a que no se trataba de un apartheid propiamente dicho el resultado era igual de grotesco. Los blancos promulgaron unas leyes que para ellos significaban aportar un tratamiento igualitarios a todos aunque separados.
La historia se está narrada desde tres punto de vista: Aibileen, una criada que dedica su vida a criar los hijos de los demás hasta que estos se hacen grandes y ya no la necesitan más; Minny, una mujer con un fuerte carácter que no tiene ningún problema en enfrentarse a los demás pero que se ve fuertemente reprimida por su marido, Leroy, al que no abandona por sus hijos pese a que éste incluso la golpea. Por último, encontramos a Skeeter una joven que quiere ser escritora pese a que los deseos de su madre es que encuentre un buen marido, se case y tenga hijos como el resto de sus amigas. Entre las amigas de ésta última encontramos a Hilly y Elizabeth; la primera tiene un fuerte enfrentamiento con Minny que trabajaba para su madre y la despide pero Minny se toma una revancha “muy dulce”. Por otra parte, la hija de Elizabeth, Mae Mobley, está siendo criada por Aibileen que no puede soportar la indiferencia con la que la madre trata a su pequeña hija, por lo que le repite a lo largo de todo el libro unas palabras que tendrán gran importancia para la pequeña: “Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante”.
Skeeter encuentra un trabajo en el periódico local de Jackson, Mississippi, en una columna sobre limpieza por lo que decide pedirle ayuda a Aibileen. Al observar la situación de las criadas de Jackson, donde la segregación racial es mucho mayor, Skeeter decide escribir- animada por una editora neoyorkina- sobre lo que verdaderamente le preocupa: el punto de vista de las criadas sobre su situación. Este hecho se ve en parte influenciado por la iniciativa que inicia Hilly sobre construir un baño en cada casa, en el exterior o el garaje, para las criadas a fin de que estas no usaran el mismo servicio y no pudieran transmitirle “sus enfermedades”. Al principio Aibileen se muestra reacia, pero animada por el recuerdo de su hijo, que murió por no ser atendido a tiempo ya que su capataz no lo llevo al hospital, decide ayudar a Skeeter. Tras esto logran convencer a Minny que, tras ser despedida por Hilly, ha encontrado trabajo en casa de Celia Foote una excéntrica y divertida mujer que desea integrarse en el círculo de amigas de Hilly pero no lo logra.
Poco a poco el resto de las criadas se irán animando, motivadas por otro acto de Hilly contra otra criada. El libro comienza a tomar forma y al mismo tiempo que la población negra comienza a levantarse contra la segregación, empiezan a producirse manifestaciones como la de Martin Luther King pero de igual manera la violencia del Ku Klux Klan aumenta y las criadas deben enfrentarse al miedo de ser descubiertas.
El libro evoluciona de manera lenta pero en ningún momento se hace difícil de leer, pues en todo momento te sorprende, te enternece, te divierte, te emociona y te llena de un sentimiento agridulce que se mantiene constante en todo el libro hasta el final.
Os invito a leer el libro pues retrata la sociedad de los 60 y, además, se nombran acontecimientos reales como la multitudinaria manifestación de Martin Luther King, el asesinato de Medgar Evers un activista de Mississippi o el del mismísimo Kennedy, que facilitan ponerte en situación y te dan una leve sensación de cómo pudieron vivirse esos hechos aunque siempre teniendo presente que, probablemente, la realidad fue mucho más dura. Del mismo modo, invito a ver la película, bastante fiel al libro y con un reparto, en su mayoría femenino, donde destacan grandes interpretaciones de actrices como Emma Stone (Skeeter), Viola Davis (Aibileen), Octavia Spencer (Minny) o Bryce Dallas Howard (Hilly) entre otras.

One thought on “Reseña sobre Criadas y señoras de Kathryn Stockett por Marta Zarza Coca (2º Bach A)

  1. Mª José Suárez 6 febrero, 2012 / 10:43

    Sin duda será mi próxima lectura. Tenía ganas de empezarlo y tu comentario ha sido definitivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s