San Valentín literario…

Teniendo en cuenta la fecha de hoy  aquí os dejamos una serie de textos literarios vinculados con el tema amoroso para que disfrutéis de este día leyéndolos.

ANTOLOGÍA DE SAN VALENTÍN

1.-  A primera vista, Poli Délano

Verse y amarse locamente fue una sola cosa. Ella tenía los colmillos largos y afilados. Él tenía la piel blanda y suave: estaban hechos el uno para el otro.

2.- El engaño, Marcial Fernández

La conoció en  un bar y en el hotel le arrancó la blusa provocativa, la falda entallada, los zapatos de tacón alto, las medias de seda, los ligueros , las pulseras y los collares, el corsé, el maquillaje, y al quitarle los lentes negros se quedó completamente solo.

3.- Suicidio, o morir de error, Dulce Chacón

Antes de estrellarse contra el suelo, la miró con asombro. Saltaremos juntos –le había asegurado la bella bellísima-. Una. Dos. Y tres. Y él se precipitó. Y la bella bellísima le soltó la mano. Y desde lo alto, asomada bellísima en azul, le juró que le amaría hasta la muerte.

4.- La amante, Hernán Rivera Letelier

Después de hacer el amor, el hombre enciende un cigarrillo y apoya la cabeza dulcemente en su hombro. Como ensimismado, en los reflejos de luz de la gran lámpara de cristal, comienza a hablarle, ronroneante, de lo feliz que es con ella (y de lo desdichado que fue, en cambio, en sus veinte años de matrimonio). “Ah, si sólo hubiera sabido de ti antes”, le dice amoroso. Y la abraza y la besa largamente. En el abrazo la toca sin querer con el cigarrillo y, en un fuuuuuu lánguido, penoso, conmovedor, su recién adquirida amante comienza estrafalariamente a desinflarse.

6.- Un beso bajo la lluvia, Samuel Minturn

Una mañana de tormenta me encontré por casualidad con una muchacha del pueblo; sus rizos eran como el trigo maduro, sus alegres ojos eran castaños. La contemplé mientras ella paseaba, hasta que un frenesí embotó mi cerebro. Y entonces, y entonces, sé que está mal, ¡la besé bajo la lluvia!

 

Adolescencia

 

En el balcón, un instante

nos quedamos los dos solos.

Desde la dulce mañana

de aquel día, éramos novios.

-El paisaje soñoliento

dormía sus vagos tonos,

bajo el cielo gris y rosa

del crepúsculo de otoño-.

Le dije que iba a besarla;

bajó, serena, los ojos

y me ofreció sus mejillas,

como quien pierde un tesoro.

-Caían las hojas muertas

en el jardín silencioso,

y en el aire erraba aún

un perfume de heliotropos-.

No se atrevía a mirarme;

Le dije que éramos novios,

…y las lágrimas rodaron

de sus ojos melancólicos.

    Juan Ramón Jiménez

 

Hipérbole de lo amoroso

Te amo tanto que duermo con los ojos abiertos.

Te amo tanto que hablo con los árboles.

Te amo tanto que como ruiseñores.

Te amo tanto que lloro joyas de oro.

Te amo tanto que mi alma tiene trenzas.

Te amo tanto que me olvido del mar.

Te amo tanto que las arañas me sonríen.

Te amo tanto que soy una jirafa.

Te amo tanto que a Dios telefoneo.

Te amo tanto que acabo de nacer.

Carlos Edmundo de Ory

 

Toda la semana

El lunes, poco a poco,

yo empiezo a amarte,

y mi corazón loco

se vuelve martes.

El miércoles es cuando

yo más te quiero;

el jueves esperando

                                                                                                me desespero.

                                                                                                El viernes por ti lloro

                                                                                              de noche y de día;

                                                                                              el sábado te adoro

                                                                                           más todavía.

                                                                                      Y el domingo más gana

                                                                                 tengo de verte;

                                                                                  que empieza otra semana

                                                                                para quererte.

                                                                      Queriéndote estoy

                                                                      toda la semana;

                                                                   toda la semana,

                                                                  desde ayer a hoy,

                                                                  de hoy hasta mañana.

                                                                 Paulino González

Si me llamaras…

¡Si me llamaras,

sí, si me llamaras!

Lo dejaría todo,

todo lo tiraría:

los precios, los catálogos,

el azul del océano en los mapas,

los días y sus noches,

los telegramas viejos

y un amor.

Tú, que no eres mi amor,

si me llamaras…

Pedro Salinas

Desdén

Si tan solo una caricia

de tus ojos consiguiera,

precio digno de tal gloria

la vida me pareciera.

Si con mortal puñalada

tu rencor me hiriese un día,

por padecer de tu mano

contento sucumbiría.

Pero lo que de seguro

va a darme muerte angustiada

es que para mí no seas

caricia ni puñalada.

Leopoldo Lugones

 


One thought on “San Valentín literario…

  1. Rocío Llorente 14 febrero, 2012 / 21:40

    ¡Pero qué bonitos estos poemas! están preciosos para el día de hoy, muy bonitos cada uno de ellos
    ¡Feliz día de San Valentin para todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s