Reseña del Romancero Gitano por Marta Zarza Coca ( 2º Bach A)

Federico García Lorca nos muestra a través de su Romancero Gitano el mundo gitano que se ve reprimido por la autoridad, representada por la guardia civil. Siguiendo con este tema se encuentra Poema del cante jondo y es que en toda su obra, Lorca muestra la pasión que siente por el pueblo gitano, que considera fascinante y representante de la cultura andaluza. El simbolismo y la metáfora marcan los poemas siendo la Luna la que aparece más como símbolo de la muerte. La pasión desenfrenada es representada por el caballo que conducirá a la muerte.

García Lorca escribe de forma casi desgarradora y desde el primer poema Romance de la luna, luna- donde se presenta la muerte de un niño reflejándola en la luna Por el cielo va la luna con un niño de la mano-, se puede apreciar el fatalismo y tristeza de todos los poemas. Es en el último, “Romance de la Guardia Civil española” donde aquello que se anuncia durante toda la obra se produce: la guardia civil llega al poblado gitano y arrasa con todo lo que encuentra a su paso.

Concretamente este poema va ascendiendo en crudeza pues en un primer momento solo describe la apariencia de la guardia civil, aunque por la forma en la que lo hace ya se intuye lo que va a ocurrir. En el último párrafo se llega a un relato de extrema desesperación donde la guardia civil arremete con violencia contra los gitanos. Toda la escena transcurre de noche y en el último verso, como es habitual, se hace una referencia a la luna: Juego de luna y arena.

Todos los poemas me han transmitido diferentes sentimientos y , aunque algunos me hayan podido gustar más que otros, creo que el conjunto de poemas cumple su cometido pues la poesía es buena siempre que transmita algo, sea lo que sea- o al menos así lo veo yo-. Además a través de esta obra se puede conocer un poco más la obsesión que Federico tenía por el mundo gitano y, al mismo tiempo, disfrutar de este maravilloso poeta andaluz que tan orgulloso estaba de su tierra y que tan cruelmente se nos fue arrebatado.

En la edición de la biblioteca Romancero Gitano viene junto a Poema de Cante Jondo donde hace su particular homenaje al Cante Jondo a través de poemas donde hace referencia a diferentes cantes: La siguiriya gitana, la soleá o la saeta-donde se centra fundamentalmente en la Semana Santa, describiendo magistralmente el ambiente y las sensaciones que se pueden llegar a vivir-. De este libro en concreto quiero destacar el último poema donde se relata la muerte de Amargo y, posteriormente, en Canción de la madre del Amargo como la madre del joven describe el cortejo fúnebre de su hijo mientras manda a callar a aquellas que llora pues su hijo está ahora con la luna:

Lo llevan puesto en mi sábana
mis adelfas y mi palma.

Día veintisiete de agosto
con un cuchillito de oro.

La cruz. ¡Y vamos andando!
Era moreno y amargo.

Vecinas, dadme una jarra
de azófar con limonada.

La cruz. No llorad ninguna.
El Amargo está en la luna.

Para finalizar hago referencia a los poemas que Lorca dedica a varias ciudades andaluza. Así pues en Tres Ciudades, (Poema del Cante Jondo) hace referencia a Málaga, Córdoba y Sevilla, mientras que en Romancero Gitano a través de los arcángeles San Miguel, San Rafael y San Gabriel describe Granada, Córdoba y Sevilla, respectivamente.

Aquí dejo de entre todos el poema que más me ha gustado referido a Sevilla, describiéndola en un poema llamado Sevilla que se encuentra dentro de Poema de la saeta.

Sevilla es una torre
llena de arqueros finos.

Sevilla para herir.
Córdoba para morir.

Una ciudad que acecha
largos ritmos,
y los enrosca
como laberintos.
Como tallos de parra
encendidos.

¡Sevilla para herir!

Bajo el arco del cielo,
sobre su llano limpio,
dispara la constante
saeta de su río.

¡Córdoba para morir!

Y loca de horizonte
mezcla en su vino,
lo amargo de don Juan
y lo perfecto de Dionisio.

Sevilla para herir.
¡Siempre Sevilla para herir!

Y como se acerca Semana Santa no podía evitar dejar atrás un poema que, en mi parecer, transmite bastante bien la imagen que pueden llegar a tener aquellas personas que acuden a ver un paso de Semana Santa, titulado simplemente Paso:

Virgen con miriñaque,
virgen de la Soledad,
abierta como un inmenso
tulipán.
En tu barco de luces
vas
por la alta marea
de la ciudad,
entre saetas turbias
y estrellas de cristal.
Virgen con miriñaque
tú vas
por el río de la calle,
¡hasta el mar!

Recomiendo a todos aquellos amantes de la poesía a leer estos poemas y a aquellos que, como yo, no son muy dados al género los animo a leerlos pues son bastante cortos y se leen con facilidad, sin dejar de transmitir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s