Reseña de la obra teatral “Un trozo invisible de este mundo” por Juliana Masic (2º Bto. B)

Este viernes y sábado, alumnos y profesores del IES Severo Ochoa hemos asistido a la obra “Un trozo invisible de este mundo” de Juan Diego Botto, que ha sido presentada en el Teatro Central de Sevilla.
Una obra muy actual, con rasgos autobiográficos, compuesta por cinco piezas: Arquímedes, Locutorio, Carta al hijo, Turquito, y El privilegio de ser perro.
En la primera pieza utiliza el principio de Arquímedes como excusa para criticar el argumento de que las desigualdades responden al orden natural de las cosas, es decir, que están justificadas. Nos dice además, que debemos estar orgullosos de dónde y quiénes somos, y dejar de intentar ser otras personas.

La segunda pieza transcurre en un locutorio, en el que muestra la conversación de un inmigrante con su familia en su país de origen, representa la angustia de la separación y las dificultades que tiene este de ganarse la vida, además de que el personaje intenta montar un negocio con su mujer desde la distancia.La tercera parte cuenta la historia de otra inmigrante, de origen africano, que ha sido engañada varias veces desde que llegó a España, puesto a que tenía falsas expectativas de Europa y confiaba ciegamente. También relata la experiencia que tuvo en el Centro de Internamiento para Extranjeros, donde fue testigo del mal trato que recibían las personas allí, hasta que finalmente, un miembro de la ONG aparece, ella le explica su situación, y la ayuda a salir del Centro y le brinda una oportunidad de un nuevo comienzo en su vida en España.

En la cuarta, nos presenta la historia de Turquito, quien había salido del Centro de Tortura de la Marina Armada, en Buenos Aires y al que le piden que reconozca a colaboradores, demostrando como el terror puede acabar con los principios del hombre.
En la última pieza, en una parte del Central Park de Nueva York, un vagabundo es primero insultado y después agredido gravemente por un grupo de personas por haber apagado un cigarrillo en el lomo de un perro; demostrando así que a una persona pobre, un extranjero, o “uno que no es de los nuestros” produce menos compasión que un animal.
En mi opinión, esta obra es una de las mejores maneras de hacer consciencia de la realidad existente con la inmigración y el exilio en el mundo actual.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s