Reseña de la película “Abre los ojos” por Diego Rodríguez Verano (2º Bto. B)

lejandro Amenábar despuntó en 1996 con ese impecable ejercicio de suspense e intriga que es ‘Tesis’, todo un gran soplo de aire fresco para el cine español, alejado al fin de las comedias gruesas y de la Guerra Civil. Un año después Amenábar se superó a sí mismo en la que yo considero por el momento su obra más lograda a todos los niveles.

 

‘Abre los ojos’ no solo no se parece a ninguna película que se haya rodado anteriormente en nuestro país. Amenábar enmarca esta inquietante fábula dentro del drama y de la intriga con un toque de fantasía de lo más acertado. Las imágenes de esta genial obra son hipnóticas, capaces de hechizar al espectador y hacerle vivir y sentir en primera persona la terrible odisea que vive el protagonista desde que su rostro queda desfigurado debido a un frustrado intento de asesinato.

 

Los personajes se encuentran muy cuidados, destacando al protagonista: el chico rico, atractivo, conquistador y chulito que tras sufrir la desgracia de su vida nos mostrará su otra cara, la de una persona atormentada y que no es capaz de despertarse de la pesadilla que está condenado a aguantar durante el resto de su vida sin encontrar ninguna solución posible. El resto de los personajes que se entrecruzan en su vida son meros peones que poco a poco irán configurando y cambiando para siempre su vida, representando cada uno un papel fundamental en su destino.

El reparto cumple de muy buena manera, agradeciéndose ver a Eduardo Noriega en una de sus interpretaciones más correctas. Penélope Cruz empezaba a cobrar fama y a ir despuntando gracias a su belleza y a su naturalidad. El resto cumple igualmente de manera notable, con un Fele Martínez alejado de la imagen de psicópata que había cobrado en el anterior filme de Amenábar, un más que convincente Chete Lera y una soberbia Najwa Nimri, que crea a un personaje tan sensual y erótico como perturbador.

Amenábar experimenta y juega con el montaje a lo largo de toda la película consiguiendo un efecto más que satisfactorio y que obliga al espectador a estar atento durante todo el metraje para no perderse en la maraña y el doble juego que su director nos propone, y ante todo para permanecer atónitos al descubrir su sorpresivo y brutal desenlace.

Finalmente, tras todos estos (merecidísimos) halagos huelga decir que no solo se trata de una de las mejores películas del cine español reciente, sino ante una película fascinante y de visionado obligado (alejaos de su infumable remake yankee, ‘Vanilla Sky’). Disfrutad y sacadle el jugo a una historia de sueños, de amor, de confusión y de miedo a perderlo todo.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s