Todo bajo el sol

Ana Penyas y su obra “Todo bajo el sol“, un cómic que retrata la España que fuimos y la que somos.

La obra recorre varias décadas de la historia de nuestro país y refleja el impacto sobre el paisaje rural y urbano que ha traído consigo el progreso inmobiliario. A través de la confrontación campo-ciudad y las vallas publicitarias, Penyas ha plasmado esa transformación de nuestro país.

Ana Penyas usa como elemento vertebrador de la historia a una familia media y la evolución de la misma con el devenir de los años, esos años cruciales en la transformación acelerada de un país desde la dictadura (finales de los sesenta, que es el momento en el que arranca la historia) hasta la actualidad.

Esta novela gráfica evidencia cómo ese proceso de gentrificación, palabra que hoy nos resulta familiar, por la proliferación de pisos turísticos y la mutación del centro de nuestras ciudades, ha sido algo que realmente empezó hace tiempo. En el cómic Penyas no ilustra cómo l´orta valenciana va cediendo terreno al ladrillo y sucumbiendo al turismo de sol y playa. Da cuenta de la manera en la que llegan los extranjeros y esa tibia apertura de finales de los sesenta que el Régimen franquista realiza para blanquear su imagen a nivel internacional y tomar un poco de oxígeno gracias a las divisas que reportará del turismo.

El cómic funciona porque llega hasta nuestros días y el tema que trata está de actualidad. La pandemia ha evidenciado que nuestro país tiene como base económica el turismo y eso es peligroso. El poso de amargura lo revela cuando al final, parece que todo forma parte de una apisonadora que pretende explotar el momento y no pensar en las consecuencias. Algo similar al momento en que vivimos. Hay una pandemia que lejos de hacernos reflexionar y cambiar, nos empuja a querer volver al punto donde lo dejamos para seguir reventando con esa forma descerebrada de consumir y “progresar”.

El turismo como fuente de ingresos, los turistas que buscan pisos turísticos, la playa como cénit vacacional y, sobre todo, el sol como mayor activo nacional. Por ello la propuesta de Penyas es una invitación a reflexionar y, más que eso, a comprender la realidad socioeconómica de un país que se cree moderno y diferente y tal vez no haya cambiado tanto desde los setenta a nuestros días.

Ante esta premisa, lo que Penyas nos lanza es un órdago que nos invita a la reflexión y a mirarnos en ese espejo que nos devuelve una imagen a veces no muy halagüeña.

Escucha este programa si te interesa saber más de esta obra y su autora.

Persépolis: una biografía épica

persepolisCuando empecé la lectura de Persépolis no me impresionó ni me enganchó su historia. Pensaba que era el típico cómic que te mandan leer para aprender valores, para pensar… Pero a partir del tomo 2 me di cuenta de que el cómic era más que eso e iba encontrando semejanzas con Marjane que me hacían engancharme más y más en la historia y que acabaría leyéndome el tomo 4 con un cierto sentimiento de tristeza, porque sentía que faltaban por contar cosas y experiencias, que necesitaba más.

Normalmente los comics suelen tratar historias épicas y fascinantes, llenos de ciencia ficción y fantasía, como en los cómics de Marvel o los de Paper Girl, los aliens, el drama,… Pero Persépolis no. La obra de Marjane Satrapi cuenta historias épicas y divertidas, pero sin edulcorarlas, tal y como las vivió ella. Eso es lo que lo diferencia de otros cómics. Persépolis no es un cómic para divertirse, aunque tenga capítulos muy graciosos, es un historia que te muestra una realidad actual, la guerra, a través de los ojos de una niña. El cambio de vida frente a los ojos de una adolescente y la opresión de un régimen frente a los ojos de una adulta; y no solo sus diferentes puntos de vista, sino cómo logra superar esos baches en el camino, como su depresión, su vida en Europa, su fallido matrimonio… Y de darte cuenta de que en el mundo hay tantas culturas distintas como personas en él.

Mi tomo favorito es el 4, cuando tomas las riendas de su vida y empieza la universidad, tiene a sus amigos, a su pareja… Cuando abandona su época depresiva en Europa, donde se avergüenza de ser iraní, de ella, de su vida, por eso es mi parte más odiada. Creo que todo aquel al que le dé pereza la lectura, como yo, encontrará este cómic muy divertido, se sentirá identificadx en alguna parte de la historia y que aprenderá, no solo a respetar todas las culturas y puntos de vista, sino a superar las adversidades de la vida.

Por Míriam Quintanilla Villarejo

Nina, diario de una adolescente

maxresdefaultNina, diario de una adolescente es de una chica llamada Nina, que nos enseña cosas que le pasan día a día, cosas que le disgustan, cosas que le gustan…

La verdad es que me gustó mucho e incluso me he podido identificar con ella más de una vez. Lo que más me ha gustado es el humor que tiene, que es simple pero lo suficiente como para poder sacar una que otra risa. Su forma de expresarse con los dibujos es muy buena.

Recomiendo leerlo cuando quieras estar tranquilo leyendo y pudiendo reír. Es sin duda una buena manera de pasar la tarde con una interesante novela gráfica.

Míriam Zafra Troncoso, 1º ESO-B